Now reading
El Tango de la Guardia Vieja

Haces o deshaces

El Tango de la Guardia Vieja

-Oh, vamos farsante. Conociste a demasiadas mujeres

El tono es risueño. Complice. Él la besa con suavidad en el cabello.

-No recuerdo a esas mujeres. A ninguna. Pero te recuerdo a ti. ¿Me crees?

-Sí -ella apoya de nuevo la cabeza-. Esta noche te creo. Quizá tú también me amaste toda tu vida.

-Es posible. Quizá te ame ahora… ¿Cómo saberlo?

-Claro…¿Cómo saberlo?

Existen autores que son versátiles, otros polémicos, unos románticos, también confuso,  pero Arturo Pérez-Reverte nos regala relatos fundados en su experiencia personal o en su sentir sobre la conducta humana o en los viajes por el tiempo y múltiples lugares por los que ha pasado. Con una vida personal abundante de riesgos, ya que fue corresponsal de varias guerras del siglo pasado y su pasión por la navegación, me parece que es un hombre que dice lo que piensa y siente sin temor a ser juzgado, casi con desfachatez.

perezrevertehimself

Pérez-Reverte es de esos pocos autores que cuando sacan un libro me lanzo a leerlo sin más. Me gusta su narrativa, su indiscutible calidad literaria y su punto ácido con el que afronta los temas más diversos.

Te quiero contar sobre uno que me dejó conocer la vida de la Argentina y  Europa de principios del siglo pasado, dentro de personajes que se permitían hacer y deshacer con impecable elegancia lo que querían de sus vidas.

El tango de la Guardia Vieja narra con pulso admirable una turbia y apasionada historia de amor, traiciones e intrigas, que se prolonga durante cuatro décadas a través de un siglo convulso y fascinante, entre la luz crepuscular de una época que se extingue.

 El tango de la guardia vieja te deja ver lo que era el pensar de mujeres durante dos guerras mundiales, el poder y libertad que tenían y que se ha deteriorado con los cambios al nuevo siglo. La capacidad de tomar decisiones trascendentes en su vida acatando los costos de dichas.

Nos da otra visión sobre lo que es ser madre y enfrentar las cosas con valor y determinación, sin verse a sí mismas victimizadas. Con una capacidad de dar vuelco a sus vidas, llevando siempre en mente la meta a seguir, considerando los costos y posibles pérdidas que esto puede conllevar, y al final, vale la pena.

Arturo Pérez-Reverte nos cuenta una historia en dos escenarios distintos: el presente y el pasado. En un principio nos situamos en Sorrento, donde Max, quien ahora trabaja de chófer para un doctor, reconoce a la mujer que le hizo perder la cabeza. Este hecho desencadena una serie de recuerdos en él y que se remontan a un transatlántico donde él era un bailarín. Pero estos recuerdos se centran en la mujer con la que bailó un tango en un salón vacío mientras ambos se miraban fijamente a los ojos. Es ese momento que ambos presienten que sus vidas ya no volverán a ser las mismas. Un romance que surge y que perdura con el paso de los años, pese a que ambos siguen con sus vidas. Pero que, por azares del destino, vuelven a encontrarse en Niza, primero y después en Sorrento con motivo de una partida de ajedrez. El destino caprichoso, quiere que el aspirante a campeón del mundo sea el hijo de Mecha Inzua y que llegue a Sorrento.

perezreverte2

La verdad es que la relación entre Max y Mecha Inzua podría compararse con una partida de ajedrez, que van aplazando con el paso del tiempo, y que parece no tener un final. También podríamos decir que ambos personajes parecen destinados a encontrarse en los más diversos lugares y extrañas situaciones, pero que saben que nunca acabarán juntos a pesar de lo que sienten el uno por el otro. Una especie de juego del gato y del ratón, que comenzó aquella mañana en una pensión de Buenos Aires, cuando Mecha acudió a recuperar el guante que ella deslizó sutilmente en el bolsillo de la americana de Max. Fue en ese momento que la pasión se desbordó dejando paso a una relación extraña que ambos sabían que no llegaría a buen puerto, pero que aun así fueron incapaces de dejar.

La novela es también un pequeño manual de la historia del tango en Argentina. Su título El tango de la Guardia Vieja hace referencia precisamente a un tango que estaba prohibido por la manera de bailarse. Por las connotaciones sexuales que conllevaba, y como pasó a Europa algo más dulcificado o censurado. Asistimos a la vida en los arrabales de Buenos Aires, en los barrios bajos conflictivos donde se baila el tango en estado puro, y donde uno puede encontrarse con lo que no anda buscando.

¿Qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>