Now reading
Mujeres infieles

Haces o deshaces

Mujeres infieles

La infidelidad en la mujer es un tema que genera mucha polémica, disgusto e indignación. Desde siempre, en casi todas las culturas, tenemos interesantes excepciones, esto es en poblaciones aisladas dentro de áreas selváticas, donde el matriarcado sorprendentemente continúa funcionando. En estos grupos sociales lo correcto y bien visto es que las mujeres tengan varios esposos, cada uno para diferentes tareas, sin conflicto entre ellos, organizados por sus mujeres, compartiendo absolutamente todas las actividades. Son los vestigios del tan lejano modelo del matriarcado para nosotras. Lo interesante de estas culturas es la ausencia de los conflictos de violencia y mucho menos bélicos.

Hoy vivimos en una actitud de romper paradigmas sobre el comportamiento de los seres humanos. Entre ellos las razones de la violencia de género, la desigualdad social, los orígenes del terrorismo, el fanatismo religioso, el deterioro ecológico, los controles educativos.

 El impactante contraste de nuestras formas de actuar se valida por la velocidad que NO nos permite asimilar los sucesos. La información corre instantáneamente, lo que genera cambios conductuales basados en las nuevas ideologías, las viejas religiones, los modelos sociales entrelazados y por supuesto la libertad de vivir nuestra conducta sexual más informada.

cheat_web

El impacto que cambió de forma contundente gracias a la ciencia médica, la posibilidad de un control natal, básicamente a partir de la década de 1970 en nuestro país, comenzaron a abrirse las puertas a la elección de pareja y vida sexual, diferente por mucho a la de nuestras madres, donde la posibilidad del embarazo patentaba el acto de la vida sexual, y en muchos casos la prueba de la infidelidad de la mujer, ¿cómo ella podría ser madre sí su hombre ya no ejercía vida marital? pero sí sexual por parte de él con otras mujeres.

Las más recientes investigaciones con autores de alto prestigio como Helen Fisher, antropóloga social, nos explican de forma seria y sustentada la realidad del homo sapiens, no somos fieles por simple biología de primates. No es sobre las razones ideológicas, los instintos están ahí y la gente le gusta y también se enamora de otra gente, y tachar esto de pecado o conducta inmoral, pues deja mucha tela de donde cortar.

La realidad es el riesgo y pérdida que conlleva este tema con la relación de pareja que se tenga en el momento de involucrarse con terceros, no solamente en lo sexual, me parece más complicado en lo afectivo. También se puede dejar de amar.

Hemos establecidos normas sociales y códigos de conducta que nos permiten convivir con límites de interacción para tratar de contener la violencia. Romper con la promesa de eterna fidelidad es muy penado para la mujer y altamente violento en el costo de las consecuencias, al hombre se le define como débil, por eso sé le tolera dicho aspecto.

infieles_con_el_corazon2_web

Piensa cuál es tu posición ante el tema, las realidades que llevan a una mujer a actuar así, infiel. Y forma tu criterio ante ello. No es un tema ligero, en nuestra sociedad occidental siempre habrá terceros afectados sí se sabe de esto, nadie podremos pensar que en más de una ocasión se nos ha presentado la oportunidad de ser infieles. ¿O es que simplemente queremos amar a otra persona?

Martha Haces

¿Qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>