Now reading
Maternidad fallida

Haces o deshaces

Maternidad fallida

Ya he comentado que la maternidad no nos define como mujeres, es una gran posibilidad y hasta aventura, pero no por no serlo dejaremos de ser muy mujeres.

Aun así existen muchas mujeres que lo viven y desean como meta de vida y están en su muy justo derecho de serlo, de buscar su o sus embarazos, por lo que ante la búsqueda de dicho proceso y no lograrlo, o lograr el embarazo y no llegar a término, las cosas se ponen complicadas. Son angustiantes perdidas cada vez que aparece nuevamente la menstruación, cuando se ha logrado el segundo e inclusive tercer o cuarto mes de embarazo y este se pierde. Los casos donde se llega a término y por diferentes razones no sobrevive el bebé, es un hecho de lo más difícil de sacar adelante, la maternidad se vuelve un reto.

imposibilidadmadre3

Esta situación da paso a una crisis y a diversos problemas emocionales de carácter psicológico: desde un primer estado inicial de shock emocional, seguido por sentimientos de negación, confusión, temor, tristeza, aplanamiento emocional, incredulidad, culpa, excitabilidad e inquietud.

El tratamiento médico para la infertilidad causa a su vez alteraciones emocionales en las parejas afectadas. A las dudas y esperanzas sobre la efectividad o no de los tratamientos, se une en general el miedo al fracaso, la soledad o el ocultamiento social del problema. Estos son algunas de las reacciones que acompañan este proceso:

  • Aislamiento social y personal: ocurre por las dificultades para compartir con su entorno sus problemas de reproducción y manifestarse en público sobre algo tan íntimo.
  • Culpa o culpabilización: sentirse culpable por comportamientos anteriores, por privar a la pareja de la oportunidad de tener un hijo, o culpabilizar al otro miembro por tener un problema, es uno de los sentimientos más comunes entre las personas con problemas para concebir.
  • Ansiedad: provocada por las dudas sobre la eficacia o no del tratamiento, o sus efectos sobre la salud, ente otros aspectos.
  • Depresión: la unión de los factores anteriores puede desbordar al paciente y provocar en última instancia una depresión.

Todos estos sentimientos se incrementan y añaden más conflicto emocional cuando es necesario reiterar los tratamientos porque se producen fallos en los anteriores.

Tal como revelan distintas investigaciones, para enfrentarse a la situación de infertilidad, es necesario prescindir de algunas actitudes inadecuadas que pueden tener efectos negativos y elevar el grado de malestar. Entre estas se incluyen la falta de aceptación del problema, eludir la propia responsabilidad, evitar a los demás y otras estrategias de evasión como beber, fumar o comer más.

imposibilidadmadre2

Por el contrario, para manejar con éxito un problema de infertilidad y conseguir que el impacto emocional sea el menor posible, los especialistas recomiendan afrontar la situación con actitudes positivas:

  • Centrarse en el problema y buscar información sobre los tipos de tratamiento a los que se puede someter la pareja y la efectividad que tiene cada uno de ellos. La inseminación artificial, la fecundación in vitro, la donación de óvulos y la microinyección espermática son los más utilizados.
  • Intentar regular las emociones, distraerse y evitar pensar continuamente en el problema mediante la realización de otras actividades.
  • Afrontar el problema con optimismo y valorarlo como un reto por el que se puede luchar, y no como una amenaza sobre la que no se puede ejercer ningún control.
  • No desatender la relación de pareja ni guardar sin compartir las emociones de cada uno. Es preciso fomentar la comunicación y la resolución del problema de forma conjunta.
  • Manejar con eficacia las presiones sociales y evitar que adquieran efectos negativos sobre la pareja. Decidir de forma consensuada a quién contarlo y elegir siempre a personas que sepan que entenderán el problema y respetarán sus decisiones.
  • Evitar el aislamiento social y programar actividades de ocio y lúdicas gratificantes para ambos miembros de la pareja.

Es muy importante obtener ayuda de un profesional de la Psicología Clínica, un proceso cercano y serio para abordar desde las razones del deseo de ser madre hasta las complicaciones de la biología para lograrlo. Así como también el acompañamiento a los procesos que ofrezca el área de ginecología para poder llegar a la meta de gestar un bebé. Obviamente contando con el apoyo siempre de la pareja y de los más cercanos.

 

¿Qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>