Now reading
Hasta siempre, mujercitas

Haces o deshaces

Hasta siempre, mujercitas

Hasta siempre, mujercitas

Cuando hice mi primera comunión, de verdad que sí la hice, me regalaron varios libros, de hecho, con narraciones religiosas como es de esperarse. Desgraciadamente no recuerdo quién me regalo el clásico de los clásicos para cualquier niña Mujercitas de Louise M. Alcott.

No recuerdo cuantas veces lo releí, muchas, después encontré Más Cosas de Mujercitas, Me identifiqué, como muchas niñas de mi edad, con la protagonista Jo, y bueno después de imaginar los espacios, épocas, ambientación y las emociones de las 4 hermanas. Tuve la suerte de entrar a la pubertad y casi al mismo tiempo a la adolescencia, buscando cumplir muy bien el rol de exasperar a mis padres, con buenos resultados y dejarme contagiar por los años 70s, y sobre todo no seguir el ejemplo de la vida de ninguna de las protagonistas de Mujercitas.

Fue la manera en que sin saber me descontamine de Mujercitas. Solo que no me había percatado, esto sucedió cuando cayó en mis manos Hasta Siempre, Mujercitas.

La autora Marcela Serrano, escribe para mujeres, con narraciones que aclaran a los hombres nuestro sentir y visión de la vida, sin cursilerías, con atino muestra nuestros mayores errores y complejos, las razones por las que nos cansamos y de nuevo buscamos y pedimos, por ello me parece que es una magnifica forma de ser la antítesis de lo que se inculco tanto con estas lecturas de cajón.

5

Las primas Nieves, Ada, Luz y Lola se reflejan en los caracteres de Meg, Jo, Beth y Amy, las cuatro hermanas protagonistas de Mujercitas, el clásico de Louise-May Alcott cuyos papeles se repartían en sus juegos de infancia. Ahora, reunidas en el paraíso perdido de su niñez, deberán enfrentarse a una verdad que, como una deuda nunca saldada, pondrá a prueba el lazo que las une y su capacidad de resistir el abandono de aquella tierra prometida. Una espléndida novela sobre el deseo, el destino, la felicidad y el engaño, en la que Marcela Serrano revisita un clásico para descubrir la dimensión siempre presente de aquello a lo que no se puede renunciar.

No habla de heroínas con historias extraordinarias, sino de todas las mujeres reales que somos, con familias, con vidas cotidianas y contradicciones.

Las protagonistas son mujeres comunes, que se equivocan y se perdonan y sobre todo que se atreven a vivir y aprender sobre sus experiencias.

Hasta siempre, mujercitas, es el octavo libro de Marcela Serrano, revisita ese clásico del siglo XIX, pero situando a sus protagonistas en el Chile de finales del siglo XX, con el golpe militar de 1973 como hito y explorando, además, «la pérdida del mundo rural». Proponer este paralelismo es posible, afirma Serrano, porque los «mandatos» sociales de las heroínas decimonónicas no han cambiado  -dice la autora- «Eran muy parecidos a los míos. ¿Cuál es la diferencia clave? La posibilidad actual de quebrarlos. Las mujeres del siglo XIX los mantuvieron hasta el final, y eso las hace tan sentimentales, estáticas y agotadoras».

Marcela Serrano tiene muchas obras altamente recomendables, acércate a su narrativa. Y me encantará saber qué opinión te genera.

1 Comment

  1. Yazmín Jureidini julio 10, 2016

    Buena recomendación amiga, creo es una autora que merece leerse. No solo aclara a los hombres, antes creo que a nosotras mismas nos mete en un viaje que permite espejear espejear algo de nuestra vida; sintiéndonos cómplices de nuestro género en otra versión, latina al fin y en otro tiempo, para el caso!
    Gracias por tu sugerencia.

¿Qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>