Now reading
Culpa en femenino

Haces o deshaces

Culpa en femenino

Para la tradición judeocristiana la raíz del sentimiento de culpa surge del “pecado original”, resultante de la “caída del hombre”, tal como lo señalan las sagradas escrituras. Necesitamos crear y recrear certezas religiosas que nos protejan de la angustia que surge ante esta “culpa por existir”.

La culpa no es un sentimiento “natural”, es el instrumento más efectivo para neutralizarnos como sujetos autónomos. Es un arma de domesticación y sometimiento a una cultura totalitaria que nos acusa falsamente.

Siglos de historia recrean el mismo mensaje en las voces de la soberbia masculina. Religiones, leyes, mitos, literatura, ciencia y filosofía se dan la mano para construir esta mujer manantial de vida y de males, hembra portadora de culpas o dones, elevada al cielo o arrojada a los infiernos. Las religiones nos encadenan, los mitos inventan y multiplican nuestras culpas, la filosofía nos descalifica como sujeto, la teología medita y discute la posibilidad de que tengamos alma. La literatura no sabe ya de qué disfrazarnos, las leyes nos imponen tutor y no se nos reconoce entidad jurídica. La ciencia intenta demostrar nuestra inferioridad biológica.culpa2

La cultura que pretende precisar qué cosa es nuestra naturaleza, por siglos amplió o restringió sus límites y de ese modo impuso conductas.

La soberbia masculina presume definirnos: virgen, prostituta, hija dócil e incapaz, esclava intrigante, esposa fiel o astuta, madre inmaculada o castradora, hermana sumisa, amante cruel. Quedamos recluidas en estas definiciones donde nuestro espacio, nuestro rol y nuestras obligaciones han sido atribuidos en función de “las-necesidades-de-los-otros”. Los otros: esferas divinas ante las cuales, en realidad, somos seres abandonados

Parece ser que la culpa es uno de los sentimientos más generalizados en las mujeres, mucho más en aquellas sociedades que se rigen por la religión, como es el caso de nuestro país y en general de latinoamerica.

La culpa parece ser un uroboros que vive y se nutre de todas las acciones que tengamos con terceros, estos pueden ser desde los padres, los hermanos, la pareja, los hijos y en ocasiones hasta con las relaciones laborales.

Se trata de la interacción con los demás y los resultados de la misma, sobre la expectativa de lo que debemos hacer o dar a dichos personajes sin anteponer lo que realmente nosotras queremos y claros ejemplos son:

“No he cumplido las expectativas de mis padres”

Es claro que todos queremos que nuestros padres estén orgullosos de nosotros, pero no debemos tratar de cumplir el plan que ellos tienen para nosotros, así que no sientas culpa por no cumplir las expectativas de los demás, traza tu propio plan y trabaja duro por alcanzar tus propios ideales.

“Debo  dar buen ejemplo y cuidado a mis hermanos”

Si vivimos nuestra vida tratando de ser un ejemplo corremos el riesgo de no llegar a conocernos realmente por estar aparentando ser perfectas todo el tiempo, el cuidado de los hijos siempre es responsabilidad de los padres y está bien apoyarnos, pero con la conciencia de que no somos las personas indicadas para ser la autoridad sobre los hijos de otras personas.

 “Mi relación de pareja no es como debiera por mi culpa”

Sí algo no funciona o todo está mal es lío de los dos, no solo tuyo. No vale la pena que además te establezcas en el papel de víctima.

“Mi tiempo es para mis hijos”

Tu tiempo es tuyo y de nadie más, que ser madre te lleve a cumplir las funciones del puesto es una cosa, a convertirte en la esclava de tus hijos, o de tu pareja, ten cuidado, busca abastecer de lo que corresponde a una madre, de todos modos, no tendrás hijos perfectos, ya que todos somos perfectibles.

 “No puedo despegarme del trabajo”

Este aspecto es muy reciente en la vida de las mujeres y de muchos hombres también, y es una reacción de auto esclavitud, en donde creemos que todo depende de nosotros y no sabemos ni delegar ni confiar en nuestros compañeros de trabajo, tomamos responsabilidades que no nos corresponden. Ante todo lo anterior propongo que busques la definición de “Culpa”

  1. f. Imputación a alguien de una determinada acción como consecuencia de su conducta. 
  2. f. Hecho de ser causante de algo.
  3. f. Der. Omisión de la diligencia exigible a alguien, que implica que el hecho injusto o dañoso resultante motive su responsabilidad civil o penal.
  4. f. Psicol. Acción u omisión que provoca un sentimiento de responsabilidad por un daño causado.culpa3

Con esto te invito a dar un vuelco paradigmático y piensa en lugar de culpa en el concepto de responsabilidad.

Responsabilidad: es la habilidad del ser humano para medir y reconocer las consecuencias de un episodio que llevo a cabo con plena conciencia y Libertad.

¿Qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>