Now reading
Buscando trabajo

Haces o deshaces

Buscando trabajo

Buscar trabajo, ya es en sí un trabajo. Los objetivos, tiempos, sitios que busques deben de estar bien definidos ya sea la primera vez que realices esto en tu vida o sea una nueva búsqueda.

La consigna «quiero otro empleo» es una constante en el mercado mexicano, no sólo para cambiar de empresa, también para mejorar el ingreso. Son 1.6 millones de personas las que actualmente buscan un segundo empleo, de acuerdo con cifras del INEGI.

A esa situación se suman los 2.6 millones de personas que integran la población desocupada en el país, mientras que la subocupada alcanza los 4.2 millones de personas. Son muchos los que buscan trabajo, pero hay pocos puestos, y la competencia es aguerrida. Para una vacante se postulan 200 personas, de esa cifra se descartan 150 currículos al no reunir las características solicitadas, y de los 50 restantes se llamará a 21 personas para concertar una entrevista, según estimaciones de la firma IQubadora.

5

Hay puntos realistas y básicos a considerar la búsqueda de trabajo.

  1. Pensar en la posibilidad de residir por varios años en el lugar que lo busques, sobre todo si eres una persona soltera, ya que un buen trabajo arraiga, y los planes de continuar tu vida en otra parte del mundo pueden ser coartados por esto.
  2. Dentro del área que te desees desarrollar, busca colegas que te lleven unos 10 años de experiencia y entrevístalos para saber cómo ha sido su trayectoria y las vicisitudes por las que han pasado.
  3. Realiza una importante indagatoria sobre los sueldos y prestaciones que se ofrecen en el mercado tanto nacional como internacional sobre tu actividad laboral, te puedes llevar sorpresas.
  4. Piensa en qué nivel de especialización te vas a desenvolver, lo demás la misma vida laboral te lo va ir marcando, esto para saber con tiempo la inversión de futuros estudios y capacitaciones que deberás tomar para tu constante actualización.
  5. No descuides tu vida personal, ya sea que te quieras casar, unir, ser madre soltera, lo que desees, pero no desbalancees tu vida afectiva nunca por ningún trabajo, todos los trabajos pueden ser muy absorbentes.

Clarifica tus objetivos. Estudiar cierta área de conocimiento no es garantía de contratarte en ella. La vida laboral te conduce por diferentes industrias, lo importante es identificar hacía dónde quieres llevar tu carrera, y no ir como sin rumbo. Es cierto, la necesidad económica puede ser un factor apremiante, con todo y ello es importante desarrollar un mapa laboral y seguirlo. Ir tras uno y otro trabajo sin ruta es la fórmula para llegar a la frustración.

4

Haz tu tarea, infórmate. Es más fácil enfrentar retos cuando conoces las etapas, los momentos complicados y la duración de un proceso de contratación. Aunque hayas tenido una mala experiencia con un reclutador poco capacitado, recuerda que quien desea el empleo eres tú. La situación del mercado no debe ser pretexto para no indagar sobre la empresa, el director, sus resultados financieros, competidores, nuevos proyectos y hasta perfil del entrevistador. En este tema no conviene improvisar.

Actualiza y digitaliza tu CV. Este documento es la primera carta de presentación, mantenlo actualizado con capacitaciones, cursos recientes, y revisa su redacción. Tenlo impreso, digital, en las redes sociales profesionales y también en inglés si es indispensable el uso de este idioma para el puesto y empresa.

Enriquece el perfil profesional. Estudiar un segundo idioma o una especialidad no está demás, aunque las competencias también son un factor fundamental para obtener un empleo. Actualmente, los reclutadores suelen evaluar las capacidades y acciones del candidato para obtener resultados, como manejar -en forma positiva- la frustración. Destaca estos puntos en la entrevista laboral.

Atento a tu vida virtual. Es recomendable tener una cuenta de correo sólo para buscar empleo. Olvídate de crear usuarios poco serios, ya que toda información que proporciones revela una imagen ante la empresa.

Revisa los contenidos de tus redes sociales y evita incluir información muy personal que pueda perjudicarte. La sugerencia es tener dos perfiles: uno general de amigos y otro para efectos profesionales. Algunos reclutadores confirman la información del CV y la entrevista de trabajo en esas aplicaciones.

Usa bolsas de trabajo y job boards. En la red podrás identificar organizaciones que ofrecen estos servicios. Cerciórate de que se trate de instituciones serias – preferentemente académicas- gubernamentales o que pertenezcan a organismos reconocidos.

Apóyate en contactos personales y virtuales. Está comprobado que la recomendación personal sigue siendo una de las fuentes más efectivas para encontrar empleo. Las redes virtuales, tipo LinkedIn, también deben formar parte de tu red laboral.

Sé constante y disciplinado. En el proceso de búsqueda de trabajo es común ser rechazado, esto debe asumirse, de acuerdo con la firma de recursos humanos, como una experiencia para identificar otras áreas de oportunidad. Buscar empleo es un trabajo en sí mismo, recuérdalo. No algo que se hace cuando te queda tiempo disponible en la oficina (si quieres otro trabajo).

Alista tu encuentro. Necesitas anticipar varios aspectos -previo- a la reunión con el entrevistador, por ejemplo: ruta para llegar puntual a la cita; vestimenta; investigación sobre la empresa; respuesta, con fluidez, ante preguntas poco comunes; actitud con la que hablarás de tu experiencia.

Estoy completamente convencida que la innovación en lo que te apasiona te llevará a ser creativa y buscar opciones, ¡mucha suerte!

Martha Haces

¿Qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>