Now reading
Aversión Olímpica

Haces o deshaces

Aversión Olímpica

Tengo clara conciencia de las Olimpiadas del 68, nunca he negado mi edad, y a los 7 años cualquier niña quedaba impactada con las gimnastas Natalia Kuchinskaya y Věra Čáslavská, fueron las reinas, la segunda se casó en la Catedral de la Ciudad de México. Eran chicas ya en sus veintes y por supuesto con curvas bien puestas.

Věra Čáslavská, 1967

Nadia Conameci, aparece como una niña de rostro triste en las Olimpiadas del 76 y con una perfecta ejecución en la misma especialidad, un diez cerrado que no podía ni siquiera computarse. Nace un muy bello y melancólico tema musical, solo instrumentado sobre esta leyenda, a quien por cierto le fue muy mal a su regreso a Rumanía.

Los tiempos cambiaron y también la percepción de los seres humanos, por ejemplo la imagen de la mujer, muy delgada como sinónimo de éxito, en cualquier área, por supuesto en los deportes con más razón ya que se considera un ejemplo de salud y belleza, por lo que el verdadero espíritu por el que se crearon las olimpiadas se perdió en algún punto donde la humanidad tergiversó el principio mismo del compañerismo, la fraternidad y la unión entre las naciones para celebrar no con un sentido de guerra competitiva, sino para empatizar con nuestros semejantes.

De lado quedan las habilidades y destrezas deportivas de las atletas, para dar paso a lo que parece ser un desfile de modas juzgando como se ven por encima del desempeño que puedan tener, se continua con la promoción de un estereotipo que lacera la imagen de las mujeres y su valor como atletas.

Se han estado generando artículos en diversas redes sociales en donde la crítica del vocabulario utilizado para definir en el desempeño femenino, con un corte totalmente sexista, narrando su imagen, no su desempeño o sus habilidades, ofreciendo datos de su estado civil y edad, no su formación deportiva o sus logros, sobre la vestimenta y aceptación de su físico, en fin, una sutil y constante agresión a la mujer como objeto de deleite visual.

Nuestra gimnasta Alexa Moreno es quien me lleva a escribir el día de hoy, su desempeño me llena de orgullo porque es una joven con años de entrenamiento, oriunda de una de las ciudades de mayor conflicto en aspectos de violencia en nuestro país. Sí su talla no fuese la ideal, ni siquiera hubiese calificado, sí sus rasgos son mestizos es simplemente es porque es mexicana, como todos los que compartimos rasgos en este país, si no ha ganado medallas es comprensible debido a la situación que vive el deporte en este país, su merito es que ama lo que hace y que logró un lugar sin apoyo, y como lo vimos tampoco sin las porras de sus compatriotas.

11

No hay que justificar nada, solo nos queda reflexionar que sentimos sobre lo que es más globalizado de lo que creíamos, la violencia sobre la imagen femenina en un foro tan denigrado y lastimado como son las Olimpiadas.

 

¿Qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>