Now reading
Implicaciones emocionales del aborto espontáneo

Haces o deshaces

Implicaciones emocionales del aborto espontáneo

Sufrir un aborto es una de las experiencias más dolorosas que puede atravesar una mujer. Deja una herida emocional que para muchas es muy difícil superar. Sin duda, el apoyo y la comprensión de la pareja y los seres queridos son fundamentales en este proceso.

Independientemente del estado civil de la mujer hay que ser consciente de que ha sido un trabajo de dos, un proyecto en común y ante la pérdida del bebé considera que la vinculación en el proceso es básica para el futuro de la relación de pareja. Por ello es que perder un bebé es una situación que necesita el apoyo y compañía de la pareja o cónyuge. Es importante que él/ella esté claro e informado de lo que ha pasado en el cuerpo de su compañera, de estar disponible para apoyar en todo momento, desde consultas ginecológicas hasta para hablar, escuchar y comprender objetivamente para ayudar eficazmente a la parte afectada.

abespontaneo

Por otra parte, hay un grupo de mujeres que deciden embarazarse sin la compañía del varón o por métodos de inseminación artificial. En estos casos la pérdida puede ser igual o más dolorosa ante las fantasías generadas y las expectativas del hecho. Las amigas y de ser posible madre o hermanas, ya que recordemos que nuestra sociedad tiene cierto sesgo ante esta modalidad de ser madre, deberán de ser amorosas y cercanas en el apoyo, y de ser posible también acompañar a la persona afectada a las citas médicas como apoyo.

Cada mujer es un mundo y el impacto psicológico por la pérdida de un bebé puede afectar a cada una de forma muy diferente. Uno de cada cinco embarazos acaba en aborto espontáneo y aunque la mayoría de las mujeres vuelve a quedar embarazada y da a luz, haber perdido un bebé es una gran decepción que puede dejar secuelas.

Según investigadores de la universidad de Bristol (Reino Unido) y Rochester (Estados Unidos) la depresión por la pérdida de un embarazo o a la hora de dar a luz puede durar varios años, incluso después de tener otro niño sano.

Si bien es normal y esperable sufrir cuadros de depresión o ansiedad después de la pérdida del bebé, se tiende a pensar que el hecho de volver a quedar embarazada y tener otro hijo consigue curar esa herida.

abespontaneo1

Sin embargo, lo que vienen a decirnos los expertos en este estudio realizado con más de 13.000 mujeres, es que debe tenerse muy en cuenta la pérdida de un bebé a la hora de evaluar el riesgo de depresión en una mujer, pues los trastornos pueden persistir hasta tres años después de dar a luz a un bebé sano.

La superación de un duelo no es un proceso lineal, puede variar en cada persona, y en casos donde lo que se fue es una esperanza de un hogar, de formar el núcleo  puede haber altibajos y puede durar mucho tiempo, cuando estamos ante alguien que ha sufrido este tipo de perdida, no hay que asumir que hay una etapa de superación total de la situación, a veces hay personas que guardan el dolor muy dentro, hay que ser respetuosos y ayudar a la persona a llevar una vida lo más normal posible  y tratar de aplazar decisiones importantes para otro momento, la claridad de nuestros pensamientos se puede ver mermada por la magnitud de un evento de esta categoría, por lo cual no se recomienda tomar alguna decisión que sea irreversible o que tenga un impacto en nuestra vida, es mejor esperar, reconciliar y perdonarnos a nosotros mismos, si este es nuestro caso,  y a nuestras parejas y hacerlo en conjunto es la manera más fácil ya que el sentimiento de soledad se incrementa  en este tipo de eventos.

 

¿Qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>